Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
aceptar
Ahora estamos durmiendo, a las 9:00 volvemos al tajo!!!!
El peregrino Ruso Ver más grande

EL PEREGRINO RUSO

101319

9788472398092

Nuevo producto

Una multitud de creyentes y no creyentes de distintas generaciones y culturas confiesan no haber podido in-terrumpir la lectura de este clásico espiritual hasta finalizarlo.

Más detalles

1 Elemento

En stock

Al comprar este producto puede obtener hasta 4 puntos de fidelidad. Su carrito totalizará 4 Puntos que se puede(n) transformar en un cupón de descuento de 0,08 €.


4,00 € impuestos inc.

Módulo gratuito de Google QRcode de Mediacom87

Ficha técnica

Tipo de precio Fijo
Editorial Monte Carmelo
ISBN 84-7239-809-9
Encuadernación Bolsillo Tapa Blanda
Idioma Castellano
Nº de Paginas 192
Año Publicación 2009

Más

Los Relatos de un peregrino ruso pertenecen al movimiento literario ruso del siglo XIX, en lo que tiene de más sereno y puro. El peregrino hace que el lector penetre en el corazón mismo de la vida rusa, poco después de la guerra de Crimea y antes de la abolición de la servidumbre, o sea entre los años 1856 y 1861. Todo esto encuadrado en una Ranura inmensa con iglesias de colores claros y campanas refulgentes y sonoras. El campesino, en su peregrinar, conoce a condenados a trabajos forzados, desertores, nobles, miembros de diferentes sectas, sacerdotes del campo; pero nada lo detiene. Cristiano ortodoxo como es, su preocupación es pasar de la noche oscura a la noche luminosa: la contemplación de la Santísima Trinidad. La fe del peregrino no es emotividad poética. Nutrido de las enseñanzas teológicas, todas sus acciones son guiadas por el deseo de la perfección de la vida espiritual, cuya finalidad es la contemplación. Si la fe precede a las obras, sin obras la fe no existe. Reuniendo todas las fuerzas de su espíritu, para contemplar el Ser Absoluto, recibe a veces de Cristo, el nuevo Adán, algunos de los privilegios del Adán primero. Consigue ignorar el frío, hambre y el dolor; la misma naturaleza le parece transfigurada. "Árboles, hierbas, tierra, aire, luz, todas estas cosas me dicen que existen para el hombre y que para el hombre dan testimonio de Dios. Todas oraban, todas cantaban la gloria de Dios."

Comentarios ( )

Haz una pregunta

¡NO es necesario registrarse!

Si tiene alguna duda sobre este producto, puede formular su pregunta a través del siguiente formulario:

(Opcional)
*(Requerido para poder notificarle cuando haya una respuesta disponible)

30 otros productos en la misma categoría: